miércoles, 14 de diciembre de 2016

¿Existe un plan de alimentación específico para las personas con lupus?

Si bien existen muchas indicaciones de dietas específicas para personas con lupus en sitios de internet, incluso libros, es importante saber que no hay una dieta especial.

La dieta es un aspecto esencial de la vida, tengamos o no una enfermedad crónica, por eso hay que destacar que lo ideal es aportar, a través de una dieta equilibrada, vitaminas y minerales que mejoran los síntomas de la enfermedad, o que bien evitan brotes de la misma y mejoren la calidad de vida del paciente.

Según la nutricionista María José Jara, académica de la Universidad Mayor, debes prestar atención a ciertos hábitos o elementos:
  1. Evite la alfalfa
El germen de alfalfa es la única restricción dietética para los pacientes con lupus, por tener un alto contenido de L-canavanina (aminoácido no proteico) que puede producir la reactivación de la enfermedad y aumentar la inflamación.
Si tienes intenciones de agregar las hierbas, suplementos dietéticos o vitaminas a su dieta, es conveniente que antes de hacerlo tu médico te de las indicaciones. Esto se debe a que algunas hierbas o suplementos pueden contrarrestar la acción de algunos medicamentos utilizados contra el lupus.
Además de la alfalfa, también se desaconsejan otros alimentos como el ajo, los lácteos, productos a base de harina, carne roja, la cafeína, entre otros.
  1. El consumo de alcohol
Su consumo en forma muy moderada (poco más de un vaso por día) ha sido asociado a una disminución de los ataques cardíacos. Sin embargo, su utilización más allá de esos parámetros puede actuar como un agente de gran toxicidad, sobre el sistema nervioso, la sangre, el estómago, hígado, páncreas, corazón, músculos y huesos.
Justamente porque el Lupus es una enfermedad multisistémica, se aconseja consumir alcohol en forma modesta o, directamente, suprimirlo, porque puede interactuar con los antinflamatorios y los corticoides, causando problemas gastrointestinales, úlcera péptica o gastritis. Puede también interactuar con los sedantes y barbitúricos, desvirtuando sus efectos.
  1. Consideraciones dietéticas para el uso de corticosteroides
Los corticosteroides deben tomarse según lo indique tu médico de preferencia. En caso de que no te diga nada, debes hacerlo durante las mañanas. Con dosis superiores a los 7,5mg existe la posibilidad de aumentar de peso.
Otros de los efectos secundarios de los corticosteroides son el cambio de carácter, provocando que algunos puedan convertirse el diablo en persona. Además, pueden producir periodos de euforia.
Por otro lado, los corticosteroides también pueden causar o empeorar la osteoporosis, una enfermedad que ataca a los huesos volviéndolos más frágiles y quebradizos. Si tiene osteoporosis, usted debe comer alimentos ricos en calcio todos los días para ayudar con el crecimiento óseo.
A veces el paciente puede notar que ciertos alimentos no le sienten tan bien como esperaba. En caso de duda y de sentir molestias con determinados alimentos, os recomiendo que consultéis a vuestro médico para que estudie vuestro caso concreto y elimine ese alimento de vuestra dieta que os está haciendo daño.

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.
Twitter: @edigomben







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada