miércoles, 20 de enero de 2016

Los medicamentos Biosimilares no son intercambiables con los Biológicos

Hemos asistido esta mañana a una jornada informativa sobre el tema en la Alianza General de Pacientes.

Muchos ya sabéis lo que son medicamentos biológicos. Son moléculas grandes y complejas que derivan de células vivas. Han aportado una gran ayuda para el tratamiento de enfermedades para las que no existen otros tratamientos tan eficaces. Los más conocidos son los anticuerpos monoclonales.

Pero dada sus características y complejidad son imposibles de copiar y, por lo tanto, sólo puede producirlos el laboratorio que los creó. (A diferencia de medicamentos tradicionales como, por poner un ejemplo trivial muy conocido, el paracetamol que lo producen con diversos nombres muchos laboratorios)

Esto se explica muy bien aquí:

Productos biológicos


Poco a poco van expirando las patentes y otros laboratorios competidores producen fármacos equivalentes. Pero no idénticos. Los biosimilares

Esto se explica aquí:

Biosimilares

Los biosimilares pueden ser tan seguros y eficaces como los biológicos originales. Pero no son copias idénticas. Por lo tanto, no son directamente intercambiables. Un paciente tratado con un biológico no puede cambiar a un biosimilar sin correr un riesgo de serios problemas. Y, viceversa, un paciente tratado con un biosimilar no puede cambiar sin más a un biológico. No es que sea imposible pero es arriesgado y sólo debe hacerse bajo el control estricto del médico que le está atendiendo.

Si un paciente que está siendo tratado con un producto determinado es ingresado, el hospital debe seguir tratándole con el mismo producto, no con un biosimilar, excepto bajo la supervisión y control del médico que lo está tratando habitualmente.


Nota aclaratoria del Dr. Pallarés

Lucio Pallares Hola a todos. Buena información la obtenida en la reunión de hoy. Solo hay una cosa que puede malinterpretarse, aún siendo cierta en el concepto. Cuando se dice que no se puede cambiar de un tratamiento biológico a un biosimilar de forma automática, es cierto. Que sólo puede hacer el cambio el médico con información y consentimiento del paciente, es cierto. Pero cuando se dice que ese cambio puede ser arriesgado o correr el paciente serios problemas, puede pensarse que es un riesgo para la salud, y no tiene por qué ser así. La lectura correcta es que al cambiar a un biosimilar, aún siendo éste seguro desde el punto de vista de que el paciente lo tolerará bien, si lo que buscamos es un efecto sobre la enfermedad, lo va a tener. Ahora bien, si lo que buscamos es el "mismo efecto y eficacia" que tenía el biológico y la misma tolerancia y seguridad sobre los efectos secundarios, entonces no podemos decirlo. Es ahí donde está el problema o el "riesgo". Al no ser la misma molécula, es "similar" por no "exacta", y hablamos de moléculas complejas, no podemos asegurar la misma respuesta exacta terapéutica ni la misma seguridad que teníamos con el biológico. Salvo para aquellos en los que las Agencias del Medicamento confirma que es igual de eficaz. Un cordial saludo y enhorabuena por todo el trabajo que realizas. Un cordial saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario